Cumplimiento del MOC M2 de la EASA

La EASA ha publicado un nuevo medio de cumplimiento propuesto para los sistemas instalados en drones con el fin de reducir el impacto en tierra en caso de un accidente. El documento está dirigido a operadores de drones que estén considerando equipar un dron con un paracaídas o demostrar que el dron tiene una función que reduce su energía de impacto en caso de un accidente. El documento también está destinado a fabricantes de drones y fabricantes de sistemas de mitigación (sistemas de recuperación de paracaídas).

El MOC M2 designa el nivel de robustez requerido para el sistema de seguridad en caso de que el dron pierda el control y caiga al suelo.

Dependiendo del nivel de robustez, un valor de corrección puede reducir o aumentar el GRC. Cuanto más efectivas sean las medidas, mayor será el valor de corrección y menor será el GRC. Si el GRC final es mayor que 7, no es posible solicitar un SORA.

La evaluación de la clase de riesgo en tierra (GRC) está cubierta por las etapas 2 y 3 del SORA. El primer paso cubre la definición del GRC intrínseco, que es el nivel inicial de riesgo en tierra, mientras que el segundo cubre las medidas de mitigación que se pueden aplicar para reducir el riesgo y alcanzar el GRC final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba